slide6

 

CIRUGIA REFRACTIVA


 

EL ESTUDIO PREOPERATORIO

Es necesaria una evaluación oftalmológica previa a la cirugía para garantizar un resultado óptimo. El estudio preoperatorio del paciente se completa con los datos obtenidos tras una exhaustiva exploración óptica. Estas pruebas diagnósticas permiten a nuestros especialistas obtener toda la información necesaria para la cirugía Lasik. Dicha exploración óptica se compone de las siguientes pruebas:

1. Se empieza por la comprobación de la agudeza visual.
2. Posteriormente se determina la graduación exacta del paciente, para lo cual esta se valora de forma objetiva y subjetiva. La graduación objetiva se realiza con un Autorrefractómetro computerizado y la graduación subjetiva utilizando el foróptero. La comprobación definitiva de la graduación subjetiva se completa con unas gafas de prueba.
3. Una vez finalizada la graduación, se pasa a realizar la siguiente prueba: el mapa topográfico.
Esta es una parte muy importante de la exploración. Consiste en la realización de un mapa topográfico tridimensional del ojo. En Instituto Diagonal disponemos de un topógrafo que no solo realiza la exploración de la cara anterior de la córnea, como los topógrafos convencionales, sino también de la cara posterior, detectando todas aquellas anomalías que pueden desaconsejar el uso del láser para un determinado paciente. Además se obtiene un mapa paquimétrico, que refleja el espesor de la córnea en todos los puntos, así como el espesor mínimo y máximo. Esta información permitirá al médico valorar el tratamiento más adecuado y seguro para cada paciente.
4. A continuación, con el biómetro – paquímetro, se realiza una biometría y una paquimetría para confirmar el espesor corneal leido en el topógrafo, y para medir la longitud axial del ojo.
5. La última parte de esta exploración previa consiste en una nueva graduación, esta vez con la pupila dilatada. Para ello se usan unas gotas de colirio, que facilitan dicha dilatación del ojo.
Con la pupila dilatada se vuelve a realizar una graduación, que permitirá conocer el número exacto de dioptrías que habrá que corregir durante el tratamiento refractivo.
6. Una vez completadas las pruebas especiales, el paciente es atendido por el cirujano, que completará la exploración previa realizando un examen del ojo con lámpara de hendidura, hará un examen del estado de la retina del paciente y completará la exploración con una medición de la presión intraocular.
A la vista de los resultados de todas las exploraciones referidas, el Oftalmólogo explicará detalladamente al paciente en qué consiste la cirugía láser y cuáles son los resultados esperables en su caso concreto.

Si usa lentillas, el paciente deberá abstenerse de llevarlas al menos 7 días antes de la primera visita si éstas son rígidas o semirrígidas. Si las lentes de contacto son blandas, con 4 días será suficiente. Es aconsejable ir acompañado o en transporte público, ya que algunas pruebas que puede indicar el oftalmólogo requiere dilatación de la pupila, y por consecuencia verá borroso durante unas horas. Al llegar a la clínica, el personal abrirá un historial médico al paciente con sus datos personales, sus antecedentes médicos y oftalmológicos y alguna información adicional necesaria para evaluar su situación. A continuación le realizarán las pruebas médicas.

 

¿QUÉ OJOS SON OPERABLES CON LASER?

fases operatEn principio cualquier defecto de graduación en un ojo sano es operable con láser. Es decir, hablamos de ojos sin problemas ni enfermedades en el que sólo existe un defecto que obliga a usar gafas o lentillas. Así, cuadros de ojo seco severo, cataratas en formación, glaucomas o alteraciones de la retina pueden contraindicar un tratamiento con Láser Excimer para eliminar gafas o lentillas. En muchos casos se pueden tratar paralelamente esos ojos para ponerlos en condiciones para ser intervenidos.

Los defectos de graduación básicos que se operan son Miopía, Hipermetropía y Astigmatismo. La Presbicia o vista cansada es operable con el láser pero tiene un efecto limitado en el tiempo y válido para una minoría de pacientes, por lo que creemos que el láser no es la técnica más adecuada para tratarla. En muchos de estos casos el implante de lentes intraoculares multifocales soluciona el problema.

Aunque en el pasado se han operado con láser defectos de graduación elevados, en la actualidad se ha reducido mucho el rango de dioptrías a operar con el Excimer. No obstante, los láseres actuales pueden seguir operando defectos altos, pero puede afectar a la calidad visual. Existiendo alternativas válidas como son las lentes fáquicas, que dan en esos casos una mejor visión.

Las limitaciones al laser vienen dadas por cuestiones como el grosor, la forma y la consistencia de la córnea. El Láser Excimer actúa moldeándola, bien para aplanar como en la miopía o bien para encurvar como en la hipermetropía. Si el defecto a corregir es alto el moldeado será mayor.

Asimismo pupilas muy grandes en condiciones de poca luz, obligan también a moldeados grandes. Si no se hace de esta forma la visión nocturna se puede ver dificultada, por lo que en pacientes con graduaciones no muy altas pero con pupilas grandes en baja luminosidad, el Láser Excimer puede estar contraindicado.

Se excluyen también aquellos ojos que tienen córneas que presentan irregularidades en su forma o puntos de debilidad. Se ha comprobado que en esas condiciones, años después de la intervención, la córnea se debilita en exceso y se deforma de manera espontánea con la consiguiente disminución de visión. Por estas razones es imprescindible un estudio previo donde se descarta cualquier irregularidad que pueda comprometer un resultado exitoso.

FASES DE LA OPERACIÓN:

El día en que se va a realizar la cirugía es necesario acudir a la clínica acompañado y vistiendo ropa cómoda. No es necesario acudir en ayunas pero aconsejamos un desayuno muy ligero. No debe llevar aplicado maquillaje ni perfumes.

La cirugía se realiza siempre bajo anestesia tópica, es decir, se realiza una anestesia de superficie mediante la aplicación de un Colirio anestésico. De esta manera, se eliminan las molestias que se pudieran ocasionar durante la cirugía, a la vez que permite una colaboración plena durante el acto quirúrgico necesaria para el centrado correcto en la aplicación del Láser. Como ayuda se administrará unos minutos antes de la intervención un ansiolítico por vía oral.

El paciente se tumba en la camilla del láser donde el equipo médico lo prepara para iniciar la intervención.

Se levanta una fina capa de la córnea (flap) semejante a una lentilla, proceso que dura unos 15 segundos.

A continuación el láser Excimer actúa sobre las capas profundas de la córnea modificando su curvatura y corrigiendo de este modo el defecto refractivo preexistente. La acción del láser es muy rápida; varía según el defecto a corregir (30 seg. aproximadamente).

Posteriormente, el flap corneal se recoloca y se fija por sí solo, sin necesidad de puntos.

Cuidados postoperatorios:Tras la cirugía, el paciente permanecerá en una sala de la clínica con los ojos cerrados durante unos 15 minutos aproximadamente, transcurridos los cuales, se le realizará una primera revisión. Se le explicará el tratamiento a seguir y lo que puede o no puede hacer.

Las primeras horas pueden ser incómodas, la visión todavía no es buena y puede aparecer sensación de arenilla, lagrimeo, fotofóbia y, en algunos casos, dolor de leve a moderado. Por todo esto aconsejamos que durante las primeras horas postquirúrgicas se guarde reposo en una habitación con poca luz y si es posible se intente dormir.

Al día siguiente volveremos a realizar una revisión. En este momento la agudeza visual ya suele ser muy buena y las molestias mínimas. Esta rápida recuperación visual permite una reincorporación al trabajo muy precoz.

 

 

 

Lasik eye